Equinacea, propiedades y preparación de la tintura.



La mejor evidencia científica sobre la equinácea concierne a su capacidad de ayudarle a recuperarse de los resfriados y los catarros menores rápidamente.
La equinácea fue el remedio número uno para los resfriados y las gripes en los Estados Unidos hasta que fue desplazada por los antibióticos sulfa. Irónicamente, los antibióticos no son efectivos para los resfriados, mientras la equinácea parece ofrecer algo de ayuda real. La equinácea permanece como el remedio principal para las infecciones respiratorias en Alemania, donde más de 1.3 millones de recetas son expedidas cada año.
Cuando aparecieron los antibióticos, la popularidad de la echinacea disminuyó mucho en los EE. UU. Sin embargo, en Alemania no sucedió lo mismo, donde se siguió utilizando muy frecuentemente para el tratamiento de padecimientos inflamatorios y algunas infecciones virales.


Quienes propician su uso destacan la capacidad de reforzar todo el sistema inmunológico y generar mayor resistencia frente a diferentes agentes externos como virus, bacterias y sustancias tóxicas. También mencionan su acción antiséptica y anti-inflamatoria ya que aumentaría la resistencia a la piel contra el ataque de bacterias, virus y hongos gracias a la inhibición de una enzima llamada hialuronidasa. La acción anti-inflamatoria de la Equinácea data de 1950, cuando se obtuvieron buenos resultados en la cura de pacientes afectados de artritis crónica. Otra cualidad curativa de la planta sería su acción cicatrizante al favorecer la proliferación de fibroblastos (células de la piel que contribuyen a su rápida cicatrización) y antitumoral.
La mejor evidencia científica sobre esta planta es su capacidad de ayudar en la recuperación de los resfríos y catarros más rápidamente, además de prevenirlos. Un meta-análisis realizado en 2006 para evaluar la eficacia de la Equinácea encontró que la probabilidad de contraer un resfrío fue 55% mayor con un placebo que con la Equinácea (con base en tres ensayos clínicos). Los autores llegaron a la conclusión de que, tomada para prevenir un resfriado común, la equinácea es capaz de reducir su incidencia en un 65 por ciento.
Es evidente que aún se necesitan más investigaciones para poder obtener una conclusión definitiva sobre el uso de esta planta como tratamiento para el resfrío, además de determinar los efectos secundarios que podría ocasionar.
Si usted toma otros medicamentos con regularidad, verifique con su médico antes de tomar equinácea.  Las personas alérgicas a las flores de la familia de las margaritas no deben tomar equinácea. En la literatura médica existen informes de reacciones alérgicas a la equinácea (sibilancias, urticaria, diarrea).
Aunque no está clínicamente demostrado, hay quien piensa que las personas con enfermedades autoinmunes (como lupus o esclerosis múltiple) o progresivas (como tuberculosis o infección por VIH) no deben tomar equinácea.
En embarazo o lactancia se debe consultar al médico antes de comenzar a tomar equinácea. También en niños de entre 2 y 11 años, por falta de estudios concretos al respecto.
Cuando aparecen los primeros síntomas del resfriado o la gripe, se pueden tomar 3 a 4 ml de tintura de equinácea cada dos horas el primer día de la enfermedad, y después tres a cuatro veces al día durante los siguientes 10 a 14 días.
También se pueden tomar 300 mg de equinácea molida en forma de comprimidos o cápsulas, tres veces al día durante 10 a 14 días.
Fuente: Sonia Marroquín Rojas/DeGuate.com

Preparar las tinturas

Equinácea
Echinacea purpura, E. angustifolia.
Compuestas.
La parte aérea es medicinal, pero menos que la raíz.
La parte aérea se puede utilizar para hacer pomadas. Los extractos se hacen de la raíz.
Actúa sobre el sistema inmunológico, en el terreno de las infecciones.
Es muy buena para levantar defensas de los niños, catarros, etc. El tomillo también levanta defensas.
Es un antibiótico natural.

Preparados extractivos en alcohol.
Proporciones:

Tintura o extracto:
20 gramos de planta seca (o de mezcla de varias) para 100 cc de alcohol etílico de 70º

Alcoholato:
20 gramos de planta fresca (o mezcla de varias) para 100 cc de alcohol etílico de 96º

Tintura madre:
10 gramos de planta fresca (o mezcla de varias) para 100 cc de alcohol etílico de 96º

Elaboración

Macerar en un tarro de cristal con tapa hermética las plantas en el alcohol en la proporción antes indicada. Se debe proteger de la luz y de los contrastes de temperatura. El tiempo de maceración debe de ser de al menos 5 días. (Mejor un ciclo lunar). Durante este tiempo conviene darle vueltas con frecuencia, una vez al día. Pasado el plazo se filtra (con filtros de café) y se envasa en frascos de cristal oscuro y se etiqueta. En la etiqueta debe figurar el tipo de alcohol utilizado, las plantas, y su proporción, y la fecha de realización del extracto. La conservación alcanza 5 años en óptimas condiciones.

La mejor graduación en el alcohol para realizar las extracciones es 70º.

Para uso interno debe usarse siempre alcohol etílico de boca (sin desnaturalizar), en usos como inhalaciones, para enjuagarse la boca, para tomar. Para tomar en gotas y con plantas no tóxicas, para adultos la dosis va de 30 a 60 gotas al día, divididas en tres tomas, un cuarto de hora antes de las comidas (en ayunas). Se rebaja con agua, porque la proporción del alcohol es alta y quema la boca. Se aguanta un rato debajo de la lengua para que se absorba mejor directamente a la sangre.

Para uso externo se utiliza propilenglicol, que es suave y no reseca. Hay que rebajarlo con agua destilada al 50% antes de hacer el extracto. Se utiliza en champús, geles, pomadas.

Soy un apasionado de la medicina natural, los remedios caseros y también un enamorado del enorme poder de las plantas medicinales y sus usos terapéuticos naturales.

Carlos Luengo – who has written posts on Remedios caseros naturales.


Incoming search terms:


Acerca de Carlos Luengo

Soy un apasionado de la medicina natural, los remedios caseros y también un enamorado del enorme poder de las plantas medicinales y sus usos terapéuticos naturales.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *