Manos agrietadas


Remedios Caseros

Agua de rosas con glicerina

Antiguamente, unas manos estropeadas eran signo de pertenecer a la clase trabajadora: “Manos muy cuidadas, manos holgadas”, se decía. Pero ya entonces existían remedios para proteger las manos de los agentes externos que tanto las estropean.

Esta vieja fórmula es anterior a la existencia de los cosméticos industriales, y más económica que estos.

Ingredientes:


  • 300 ml de agua destilada
  • 2 rosas
  • Glicerina

Preparación:

Para elaborar el agua de rosas le quitamos los pétalos a las rosas (no importa el color) y los ponemos en un bote de cristal. Añadimos el agua destilada y agitamos. Deberá macerar durante 24 horas. Pasado ese tiempo, colamos el líquido y le añadimos la glicerina. Se guarda en un frasquito y se vuelve a mezclar bien.

Uso:

Es importante aplicarla con esmero, en el dorso de las manos, entre los dedos y en las uñas, y dejarla secar. Por esto último es recomendable ponérsela al acostarse o cuando se prevea que no se utilizarán las manos en un buen rato.


Soy un apasionado de la medicina natural, los remedios caseros y también un enamorado del enorme poder de las plantas medicinales y sus usos terapéuticos naturales.

Carlos Luengo – who has written posts on Remedios caseros naturales.


Incoming search terms:


Acerca de Carlos Luengo

Soy un apasionado de la medicina natural, los remedios caseros y también un enamorado del enorme poder de las plantas medicinales y sus usos terapéuticos naturales.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *