Remedios caseros crisis de higado


Remedios caseros: Crisis de hígado

La mayor parte de las veces son provocadas por excesos en la mesa o libaciones inconsideradas. De modo que no deben ser confundidas con la ictericia y otras formas de hepatitis, verdaderas enfermedades cuyo tratamiento es responsabilidad exclusiva del médico. Siendo frecuentes estas indisposiciones, cada familia posee su o sus remedios caseros para solucionarlas. No vamos pues a enumerarlas todas aquí. Nos limitaremos en consecuencia a algunas preparaciones sencillas cuyo efecto es innegable.


  • Echar sobre un limón sin pelar, cortado a rodajas, un litro de agua hirviendo; dejar en infusión; azucarar si es posible con miel. Beber tibio. Este tratamiento puede ser seguido durante varios días sin inconvenientes a condición de que se tome la precaución de preparar la infusión diariamente.
  • Hacer una decocción con el tallo leñoso de un alcaucil y las primeras hojas que la protegen. Dejar enfriar y beber a razón de un buen litro diario.
  • Hacer macerar durante unos quince días el tallo, las hojas y las raíces de un alcaucil en medio litro de aguardiente. Colar y conservar el líquido así obtenido en un lugar fresco al abrigo de la luz. A cada crisis, administrar a razón de seis a diez gotas, varias veces al día, en una taza de té o de infusión de menta.
  • Hacer una infusión con un puñado de boldo (de venta en todas las herboristerías) en un litro de agua. Azucarar abundantemente la infusión con miel muy aromatizada o mezclarla con otras tisanas para combatir el amargor de la planta. Algunas tisanas a base de boldo, ya listas para usar, han sido lanzadas al comercio con gran aparato publicitario. Podrían ser prácticas pero, desgraciadamente, su preparación industrial, así como su envasado y almacenamiento, hacen perder sus principales cualidades a las plantas que las componen. De todos modos, es cierto que el consumo regular de tales infusiones no puede hacer ningún daño y es incluso preferible a la del café o del té. Sin embargo, no hay que esperar de ellas unos resultados espectaculares.remedios caseros crisis de higado
  • Hacer una infusión con un pellizco de menta seca en una taza de agua hirviendo. Beber muy azucarada tras cada comida.
  • La infusión de flores de «pie de gato» (de venta en herboristerías) descongestiona la glándula hepática y regulariza las secreciones biliares. Es pues recomendable, a razón de aproximadamente un litro diario, en los casos de crisis agudas.
  • Hacer hervir 100 gramos de cardillo fresco, con las raíces, en un litro de agua, durante 5 minutos; dejar en infusión durante aproximadamente un cuarto de hora; colar, beber a razón de dos o tres tazas entre las comidas.

Soy un apasionado de la medicina natural, los remedios caseros y también un enamorado del enorme poder de las plantas medicinales y sus usos terapéuticos naturales.

Carlos Luengo – who has written posts on Remedios caseros naturales.



Acerca de Carlos Luengo

Soy un apasionado de la medicina natural, los remedios caseros y también un enamorado del enorme poder de las plantas medicinales y sus usos terapéuticos naturales.


Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Una idea sobre “Remedios caseros crisis de higado